15
ago
2011

Licuados

El fast food depurativo

El método de desmenuzar alimentos con la ayuda de una licuadora, es un recurso primordial a la hora de preparar depurativas comidas cotidianas, superando el reductivo concepto del “común” licuado de frutas. A través del batido, podemos generar gran variedad de combinaciones para dar vida a rápidos platos sustanciosos, que pueden convertirse en nuestras prácticas comidas principales.

En el abordaje de una Nutrición Depurativa y principalmente cuando lo hacemos impulsados por un malestar orgánico, es habitual advertir serias dificultades digestivas. Al licuar (desmenuzar), estamos ayudando a superar estos problemas de asimilación, permitiendo que los nutrientes sean metabolizados en forma más eficiente.

Esto se potencia con el empleo de ingredientes predigeridos (germinados y fermentados) y con la posibilidad de evitar ingestas concentradas y de gran volumen. Al disponer de batidos que se conservan varias horas en heladera, podemos organizar fácilmente nuestras comidas mediante sencillas ingestas licuadas, pequeñas pero frecuentes.

Frente a la difusión del uso de las jugueras, tengamos en cuenta que el licuado resulta siempre preferible al centrifugado, al evitar el desmembramiento de los vegetales, que no solo pierden celulosa, sino también pulpa y la valiosa fibra soluble (mucílagos, pectina). Al abordar un proceso depurativo, en presencia de órganos digestivos inflamados o sensibles, o cuando se usen ingredientes altos en celulosa (el caso de hojas de germinados o brotes fibrosos), puede hacerse uso del colado para descartar el eventual exceso de fibra insoluble.

En resumen, la ventaja de los batidos radica en su rápida preparación, su fácil digestión, la creativa variabilidad gustativa (se pueden rotar periódicamente los ingredientes), la posibilidad de fraccionar las ingestas del día y la adaptación a la disponibilidad alimentaria de cada época del año.

BATIDOS SACIANTES

En los batidos podemos hacer creativa combinación de alimentos y preparar tanto licuados dulces como salados. Es una forma interesante de reeducar el paladar, sobre todo en personas habituadas a la comida cocida y condimentada, reconquistando el instintivo aprecio por un nutriente cuasi esencial como la clorofila (hojas verdes) o las mineralizantes algas. La gente reacia a ensaladas crudas, puede ir reeducando el hábito mediante el consumo de licuados que combinen frutas dulces con vegetales de hoja, un toque de algas en polvo o el cremoso aporte de la palta.

El licuado es un medio práctico para la incorporación cotidiana y en pequeñas dosis de complementos de primer orden como la maca, la levadura de cerveza, la harina de vino, las algas espirulina, la harina de algarroba, la miel de abeja, el azúcar integral mascabo. En materia de endulzantes, también se puede hacer uso de frutas desecadas (pasadátiles, higos) previamente hidratadas.

Es importante disponer siempre de agua enzimática para la preparación de licuados, dado que su poder digestivo y antioxidante potencia el valor de los alimentos utilizados. También se pueden incorporar condimentos y aromas a través del uso de: extracto de vainilla, cardamomo, jengibre, canela en polvo, sal marina líquida, etc.

Un rápido ejemplo de batido saciante: licuar una banana, una manzana, un vaso de leche de semillas, dos cucharadas de harina de algarroba, una cucharadita de espirulina, otra de maca en polvo y unas gotas de extracto de vainilla, completando la consistencia con agua enzimática. Un vaso de este gustoso batido nos garantiza plenitud y saciedad por varias horas, se hace en un par de minutos y se puede guardar el sobrante en heladera para repetir más tarde.

SOPAS COMPLETAS

Otra propuesta de licuado para utilizar como comida principal, es la sopa energética utilizada por la Dra. Ann Wigmore en su Instituto de Salud (Puerto Rico), debido a su cualidad nutritiva, su sencilla digestión y su poder depurativo. En su preparación básica combina: agua enzimática, germinados (de cualquier semilla), frutas (palta y manzana), hojas verdes (hierba de germinado, rúcula, perejil), hortalizas (apio, brócoli) y algas marinas (nori en escamas o kelp en polvo).

Si bien pueden variarse elementos, es importante asegurar la presencia del agua enzimática (además del aporte enzimático, brinda antioxidantes), los brotes (garantizan caudal vitamínico y aminoácidos libres), la palta (su calidad lipídica puede reemplazarse con crema de semillas), las algas marinas (garantizan completo aporte de minerales) y las hojas verdes (fuente de clorofila).

Se inicia licuando las algas con el agua enzimática, luego se añaden los brotes, las hojas, las frutas y las verduras. Finalmente se agrega la palta que le otorga textura cremosa. Lo que no se consume en el momento, en la comida principal del día, puede guardarse unas horas en heladera para una segunda comida del día y/o meriendas.

La Dra. Wigmore sugiere a esta preparación como un “plato completo en sí mismo”; a lo sumo, si hay deseos de “masticar algo”, sugiere agregar algo de semillas, o algún deshidratado o un poco de chucrut o kimchi.

Hablando de sopas licuadas, un tradicional y exquisito ejemplo gastronómico es el gazpacho andaluz. Simplemente debemos licuar tomates maduros, zucchini o pepino, palta, apio, cebolla, perejil, aceite de oliva, sal marina, vinagre o limón, salsa de soja… todo en combinaciones según el gusto personal.

Si utilizamos remolachas (jugo y/o remolachas ralladas), paltas y cebolla como ingredientes principales, podemos dar lugar a la sopa rusa conocida como borscht.

Si bien estamos hablando de sopas frías, podemos siempre darles, en caso de necesidad, un toque de hornalla, cuidando no exceder demasiado en la temperatura respecto al testigo más confiable, la mano, que acusa sensiblemente el sobrepaso de la temperatura corporal (37ºC). El objetivo no es cocinar, sino solo entibiar por una cuestión de sensación térmica o gustativa. En este sentido podemos usar condimentos calientes (cayena, jengibre), que también aportan efecto calorífico.

Del libro: “Nutrición Depurativa”
Autor: Néstor Palmetti

Extraído de:
http://www.prama.com.ar/alimentos_saludables/licuados.php

Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola
www.unmundodebrotes.com

Enlace permanente:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>