28
dic
2011

La Humildad

LA HUMILDAD

 

 

Con frecuencia hemos oído hablar de los “humildes” y los “poderosos”, así como hemos oído también hablar de los “humildes” y los “orgullosos”. Vemos que, en ambos casos, damos a la humildad un sentido y un valor completamente diferentes. En el primer caso hacemos de la humildad un sinónimo de pobreza y en el segundo aplicamos el calificativo de humilde a quienes ocultan o tratan de ocultar sus valores, sean éstos morales o materiales.

 

Aun cuando esta última interpretación se acerca más a la realidad, no define con exactitud lo que es en verdad la humildad. La humildad es un estado del alma al cual se llega mediante la comprensión exacta de nuestra pequeñez en ese conjunto maravilloso e infinito de la Creación en el cual vivimos, y de lo mucho, muchísimo, que necesitamos aprender y experimentar para perfeccionarnos y lograr así la armonía con ese Todo Perfecto del que formamos parte.

 

Todo lo que podamos obtener y poseer en este mundo –belleza, dinero, bienes, poder- nada significan para nuestra verdadera Vida Superior, la Vida que perdura; vemos, pues, cuán ilógico es ambicionar tanto o enorgullecerse de poseer algo que habrá de durar tan poco tiempo. Ningún bien material nos pertenece realmente, porque si nos perteneciera podríamos llevárnoslo al abandonar este mundo, y, en cambio, sabemos perfectamente que no nos es posible llevarnos absolutamente nada. El único bien que podemos llevarnos, porque nos pertenecerá por siempre, es el bien que hayamos hecho con amor y por amor.

 

Debemos considerar los bienes materiales o el poder que obtengamos o recibamos, como “medios de acción” para trabajar por el bien común, haciendo partícipes de sus beneficios a quienes carecen de ellos, y no sentirnos “poseedores” exclusivos y menos aún enorgullecernos.

 

Pensando y obrando  en esa forma nos acercaremos paulatinamente al verdadero estado de humildad que nuestra alma debe alcanzar. Cuando nuestra alma haya logrado ese maravilloso estado de humildad podremos sentirnos felices en cualquier situación de nuestra vida, porque no nos sentiremos humillados ni menoscabados ante nada ni ante nadie, sino que estaremos siempre dispuestos a ayudar a todo el que necesite de nosotros, seremos comprensivos con los errores ajenos, aun cuando esos errores nos perjudiquen, y aceptaremos sin rebeldía todo lo que nos corresponda sobrellevar en nuestra vida.

 

La humildad no significa pobreza, porque –como dijimos- la humildad es un estado que el alma ha logrado, y así como podemos vivir en la pobreza y ser orgullosos, también podemos vivir en la opulencia –si así lo imponen las circunstancias- y ser perfectamente humildes, es decir, no sentir el menor orgullo por nuestra riqueza, sino considerarla como un instrumento de bien, como un medio de practicar la dádiva Amorosa. Ser humilde no significa, tampoco, despreciarse o subestimarse, sino vivir en paz interior sin pretender lo que no corresponde ni envidiar a los demás.

 

Si no les damos a las cosas humanas más valor del que realmente tienen, es decir el valor de algo completamente transitorio; si consideramos que vinimos a este mundo solamente a trabajar para perfeccionarnos, durante un tiempo cortísimo en relación a la eternidad de nuestra Vida verdadera, y que todo aquello de que dispongamos en este mundo –poco o mucho, agradable o desagradable- es sólo el medio y el elemento que debemos utilizar para obtener los únicos bienes que nos pertenecerán por siempre, ni la vanidad ni el orgullo ni la envidia podrán dominarnos nunca. Así viviremos y trabajaremos en perfecto estado de humildad espiritual, que es la verdadera humildad, para la cual no existen barreras sociales, raciales ni de ninguna especie.

 

Madú Jess

 

Extraído del libro: “CONOCIMIENTO DE LA VIDA”
Autora: Madú Jess

 

Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola

www.unmundodebrotes.com

 

Enlace permanente:

2 respuestas a La Humildad

  1. Carolina Cepeda dijo:

    Hola; mi nombre es Carolina yo soy Nutricionista me parece muy interesante esta forma de alimentarse, pero tiene algunas contradicciones con la medicina tradicional. Mi pregunta es acerca de los lácteos como alimento disponible para todas los clases económicas y como fuente de calcio y por otro lado el exceso de fibras que pueda llevar a una mala absorción. Me gustaría poder fundamentar estas inquietudes para poder asesorar mejor a mis pacientes. Muchas gracias

    • ¡Hola, Carolina!
      ¡Gracias por tu comentario! Y ¡gracias por tu HUMILDAD! Este es un gesto de los GRANDES…
      Yo no soy experta ni profesional de la medicina ni de la nutrición (soy una simple aprendiz), pero puedo aportarte datos de excelentes profesionales que están en este campo.
      Trata de comunicarte con Ana Lía Aguado y/o con Verónica Jesús, quienes son Nutricionistas Naturistas. Y ¡con Néstor Palmetti!, quiene sabe MUCHÍSIMO sobre el tema y maneja la información con mucha responsabilidad y honestidad profesional, sin tener el título de nutricionista, ni de médico.
      Aquí te paso datos:

      Néstor Palmetti:
      http://www.espaciodepurativo.com.ar
      info@espaciodepurativo.com.ar

      Ana Lía Aguado:
      http://www.alimentosynaturismo.com.ar
      info@alimentosynaturismo.com.ar

      Verónica Jesús:
      http://www.alimnat.blogspot.com
      veronicajesus@gmail.com.

      Conozco personalmente a los tres, y por eso te los recomiendo.
      Con Néstor hice muchísimos talleres. En el de octubre de 2011, en Villa de las Rosas, que era un taller de capacitación que duró tres días en el Espacio Depurativo, conocí a dos nutricionistas, también, (muy serias y amorosas, las dos) de quienes te pasaré los datos por correo, ya que no los tengo a mano. Con Néstor vas a obtener toda la información que necesites. Lo que sabe Néstor es ¡INCREÍBLE! No dudes en consultarlo.
      A Verónica Jesús la conocí en febrero de 2011 en un Retiro de desintoxicación organizado por Gae Arlia, que se realizó en Verónica (prov. Buenos Aires) en el Hotel Spa Ecológico Janpywasi. Es de Mar del Plata y sabe muchísimo. Licenciada en Nutrición – Especializada en Alimentación Biológica / Dietas naturistas y vegetarianas /Dietas biológicas para TGD y Autismo / Celiaquía Tratamientos de desintoxicación – Consultorio: ESPACIO VITAL, San Lorenzo 1886. Mar del Plata.Trabaja con una chef ¡genial!: Sarah Israel. Mirá el blog y la página… Verónica es una persona excepcional, muy dulce, muy amorosa y se nota que sabe un montón.
      A Ana Lía Aguado la sigo desde hace bastante tiempo a través de su página, y la conocí personalmente y charlé con ella en privado (BELLÍSIMA PERSONA Y PROFESIONAL BRILLANTE) en setiembre de 2011 en el Festival de Alimentación Viva, organizado por Ana Paula Kowalczuk y Matías Papini, en Buenos Aires. Ana Lía dio una charla ¡excelente! sobre alimentación viva, sobre nutrición naturista…Es una profesional muy consultada. Es Nutricionista Naturista. Está a cargo del Curso de Alimentación Naturista para todo público que se dicta en la Asociación Argentina de Médicos Naturistas. Es la docente del Curso de Nutrición y Alimentación del Instructorado Nacional de Yoga de la Fundación Indra Devi. Está a cargo del Área de Nutrición del Centro Integrador, donde atiende a pacientes en todas las especialidades y da el Curso de Nutrición y Alimentación Naturista y el Taller de Transición a la Alimentación Viva y Conciente. Está a cargo de la disciplina Alimentación Naturista del Instructorado de Yoga Integral. En 2009 asistió a una Jornada Intensiva de Alimentación Viva dictada por la Maestra Marcela Tobal Benson de The Tree of Life Foundation. En Enero del 2010 asistió al Seminario de Formación Intensiva de “Alimentación Viva: Alimentación Consciente”, dictado por la Maestra Marcela Tobal Benson y por el Dr. Rabbi Gabriel Cousens presidente TheTree of Life Foundation, Arizona (USA).
      No dejes de comunicarte con ellos. Tu TAREA se enriquecerá, ¡sin lugar a dudas!
      Te mando un abrazo ¡enorme!
      Gloria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>