25
mar
2012

El campesino y la roca

El campesino y la roca

Hace mucho tiempo un rey colocó una gran roca obstaculizando uno de los caminos más transitados de la comarca. Se escondió y miró para ver si alguien quitaba la tremenda piedra.

Algunos decidieron continuar su viaje a pesar de la piedra, tomando un camino alternativo que suponía cruzar el río a pie y subir una montaña, con lo cual les retrasaba el viaje unas tres horas.

Otros dieron media vuelta, y decidieron acudir a otros mercados para vender sus mercancías, tomando otros caminos.

Muchos culparon al rey por no mantener los caminos despejados, pero ninguno hizo nada para sacar la piedra el camino.

Un campesino, que pasaba por allí con una carga de verduras, la vio. Al aproximarse a ella, puso su carga en el suelo y se sentó a reflexionar: podía arriesgarse y partir hacia otro mercado, tomando otro camino, pero entonces no tenía asegurado vender su mercancía. Podía tomar el camino alternativo, cruzando el río a pie, pero perdería tiempo. O bien podría intentar mover la roca, a un lado del camino, y dejarlo despejado.

Decidió intentar mover la roca a un lado del camino. Después de empujar y fatigarse mucho, con gran esfuerzo, no logró mover la piedra ni un milímetro. La piedra era muy pesada, y solo no podría moverla. El campesino miró a su alrededor; como todo el mundo evitaba este camino, no había nadie que le pudiese ayudar. Cogió un gran tronco que había en el suelo, para hacer palanca en la base de la piedra; volvió a mirar a su alrededor, le daba un poco de vergüenza, pero tenía que intentarlo. Y… la piedra se movió. Al principio, un pequeño movimiento hacia un lado, pero de repente, echó a rodar y quedó a varios metros del camino.

Mientras recogía su carga de vegetales, vio extrañado una bolsa en el suelo, justo donde había estado la roca. La bolsa contenía varias monedas de oro y una nota del mismo rey diciendo que el oro era la recompensa para la persona que removiera la piedra del camino.

El campesino aprendió ese día que cada obstáculo puede estar disfrazando una oportunidad.

Cuento facilitado por Miguel Alonso García
Dpto.Psicología Diferencial y del Trabajo
Universidad Complutense de Madrid
https://campusvirtual.ucm.es/prof/edpo.html

Extraído de:
http://cuentosparacompartir-rake.blogspot.com.ar

Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola
www.unmundodebrotes.com

Enlace permanente:

5 respuestas a El campesino y la roca

  1. maria rosa sanchez dijo:

    buenisimo es tal cual.

  2. Claudio Medici dijo:

    Muy bueno, darnos cuenta que lo facil y rapido……no siempre es la mejor alternativa( el llame ya…ja)

  3. R. Trejos dijo:

    Felicitaciones a quienes contribuyen a fomentar el pensamiento positivo, liberador, educativo y humanizante. Hoy en día todo lo esperamos del gobierno.”No preguntéis que puede hacer el gob. por Uds sino que pueden hacer Uds por el gobierno: Kennedy”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>