4
may
2012

Zumos de Frutas y Vegetales

Un gran alimento y una buena medicina

La medicina naturista ha comprobado las propiedades curativas que poseen las frutas y verduras; con ellas podemos prevenir y aliviar malestares.


Zumo de manzanas

 

• Artritis
• Anemia
• Inflamación intestinal
• Diarrea

 

Las manzanas son la fruta de la salud: Se dice que el que come una manzana al día aleja de su casa al médico. Están especialmente indicadas para los enfermos de nutrición, por su gran cantidad de hierro, calcio, magnesio, bromo, azufre, yodo y fósforo asimilable.

La manzana aleja el cansancio físico e intelectual, cura anemias, reumatismo, artritis, gota, hepatitis, afecciones vesiculares, acidosis, úlceras gástricas, bronquitis, insomnio y nerviosismo.

Es protectora del corazón y de los vasos sanguíneos por su contenido en pectina. La pectina pura extraída de las frutas es un agente anticolesterol.

La combinación de manzana y jugo de limón normaliza trastornos gastrointestinales.

Comiendo manzanas solamente, se alcaliniza el medio ácido de los intestinos, mejorando las infecciones intestinales, obrando un efecto desinfectante y favoreciendo la vida de los microbios normales y benéficos de los intestinos.

Por la mañana es depurativa y por la noche laxante.

Hirviendo durante un cuarto de hora en un litro de agua tres manzanas cortadas en rodajas se obtiene una bebida muy útil en caso de bronquitis aguda. En los procesos gripales es muy eficaz comer manzanas crudas y ralladas.

El zumo de manzana es un producto de belleza: suaviza la piel.

Las manzanas se pueden tomar en forma de jugo, en puré, compotas, dulces, o bien se come fresca.


Zumo de uvas

 

• Desintoxicante
• Artritis
• Cálculos biliares
• Digestiones lentas
• Falta de apetito

 

La uva activa la nutrición, favorece el buen estado del aparato respiratorio y disuelve el ácido úrico.

En los niños complementa la alimentación a base de leche materna.

La cura de uvas es muy útil como depurativa, descongestionante.

El zumo de uvas se emplea con buenos resultados contra la debilidad muscular, arteriosclerosis, debilidad del corazón, equilibra la presión arterial y es útil en los procesos febriles.

Se recomienda contra la anemia y en mujeres en estado de gestación.

Tiene efecto antiséptico y cicatrizante.

Es estimulante, digestiva, refrescante y diurética.

Las uvas se consumen frescas y en jugo.

Deben someterse a una limpieza esmerada antes de ingerirlas pues se acostumbra a regarlas con productos químicos.

 

Jugo de limón

• Gota
• Acido úrico
• Artrosis y reumatismo
• Jaquecas
• Trastornos hepáticos

 

El limón es la fruta de los mil usos. Es el mejor depurador del hígado, desinfectante, purifica la sangre y fortifica los bronquios. Diurético, vermífugo, reconstituyente, combate trastornos digestivos.

El jugo exprimido en medio vaso de agua, bebido en ayunas es bueno contra la gota, ácido úrico, arteriosclerosis, hipertensión, problemas de hígado e inapetencia.

Unas gotas en un terrón de azúcar, disuelto lentamente en la boca acaba con el hipo, por ser rico en vitamina C y ácido cítrico.

Aplicado sobre las heridas es desinfectante.

El jugo de limón en gárgaras cura el dolor de garganta.

La cáscara de limón estimula los órganos, provoca sudor y favorece la digestión.

Se alivian las neuralgias friccionando y aplicando medio limón en la zona dolorida.

El jugo de limón se puede utilizar para practicar una cura, tomando un limón y cada día un limón más hasta llegar a tomar el jugo de siete limones en un día. Luego se va disminuyendo de la misma forma, es decir, tomando un limón menos cada día hasta suprimirlos. La duración total es de catorce días. Se aconseja: diluir el jugo de limón en dos o tres partes de agua y utilizar un sorbete para no perjudicar el esmalte de los dientes.

 

Jugo de perejil

 

• Digestivo
• Antiespasmódico
• Hemostático
• Diurético
• Emenagogo

 

El perejil contiene el aminoácido lisina, grandes cantidades de vitamina C y A, ácido fólico, nicotínico (planta), oleico, palmítico, petroselínico (semilla) y minerales como el hierro, calcio, fósforo, potasio, zinc, magnesio y manganeso. Aceite esencial rico en: apiol (hojas y especialmente semillas) furocumarinas: bergapteno y xantotoxina (sobre todo en los brotes tiernos), alpha-pineno, beta-pineno, beta – cariofileno, beta-felandreno, mirceno (semilla)

Es uno de los mejores diuréticos por la acción del apiol que favorece la eliminación de líquidos corporales, siendo muy adecuado para bajar la tensión arterial, en obesidad y enfermedades que se asocian con la retención de agua en el cuerpo.

Combate afecciones urinarias.

Es digestivo, ayuda a eliminar los gases, regula el tránsito intestinal, es antiespasmódico, alivia las inflamaciones del hígado y del bazo, elimina los parásitos intestinales, es depurativo, antianémico, controla el exceso de azúcar en los diabéticos.

Se recomienda tomar 3 cucharadas de zumo al día.

Aumenta la producción de estrógenos por lo que resulta especialmente útil en la menopausia para incrementar el deseo sexual.

Es estimulante del músculo uterino para volver el útero a su estado después del parto.

Es emenagogo, favorece la menstruación y alivia los dolores asociados con ella. La influencia de la miristicina y del apiol son los responsables de esta propiedad. En dosis superiores a lo permitido, ambos resultan tóxicos. Advertencia: no consumir las semillas durante el embarazo porque es abortiva.

Localmente se emplea en las picaduras de insectos, para calmar el dolor de muelas, en las heridas y abscesos, así como en las contusiones.

El perejil machacado hace detener la sangre de la nariz y de las heridas. Alivia las irritaciones de los ojos cansados: Exprimir la planta tierna y aplicar con una gasa un poco de jugo sobre los ojos.

El mal olor de boca o halitosis se puede combatir masticando unas hojas de perejil.

 

Zumo de Ajo

 

• Desinfectante
• Antiséptico
• Antibiótico
• Antianémico
• Antibronquial
• Mejora la circulación

 

El secreto del ajo es el llamado aceite volátil que produce el olor y las propiedades antisépticas. La alicina es el compuesto antibacteriano oloroso del ajo que se desprende cuando se lo corta.

Si se destruye el aroma (al cocinarlo) deja de ser antibacteriano. Al cocinarlo el ajo pierde el 90% de su capacidad microbicida y medicinal.

En Rusia se lo conoce al ajo como la penicilina rusa, y desde la antigüedad se lo recomienda por sus propiedades curativas y por su poder antioxidante.

Contiene vitaminas A, B, C, D, sodio, azufre, yodo, calcio, fósforo, hierro, potasio, alicina, agua, proteínas, vitaminas, oligoelementos.

El ajo crudo es un gran desinfectante, microbicida, un tonificador de la glándula pituitaria y de gran eficacia para la secreción de las glándulas parótidas y sublinguales como de las glándulas de secreción gástrica.

El ajo crudo estimula la digestión, combate la falta de apetito, ayuda a curar las inflamaciones del intestino, diarreas, colitis, fiebres intestinales, putrefacciones y fermentaciones del intestino.

Mata los pequeños parásitos intestinales. El olor sirve de repelente de serpientes y escorpiones. Es útil en caso de mordedura de serpiente, mata liendres y piojos.

Normaliza la presión arterial alta, dilata las arterias, mejora la circulación, fortalece el corazón y tiene acción benéfica en la diabetes, estimula el sistema inmunológico.

Facilita la formación de glóbulos rojos en la sangre, por esto se recomienda contra la anemia.


La cura de ajo se puede practicar de varias maneras:

 

Uno o varios dientes en ayunas.

Aplicado molido sobre la piel es callicida y combate la sarna.

Se pueden tomar 20 gotas de zumo de ajo mezcladas con agua.

Ajo mezclado con otros alimentos.

 

Ensaladas con ajo:

 

El ajo crudo, machacado y mezclado con lechuga, tomate, rábanos, aceitunas y rociado con aceite de oliva.

Zanahoria cruda rallada, hojas de radicheta y ajo crudo picado, aliñado con aceite de oliva y jugo de limón.

 

Jugos combinados: frutas y vegetales

Espinacas, berros, perejil y jugo de naranja.

Esta mezcla de jugos proporcionan un óptimo aporte de vitamina C y E, elevado contenido de hierro y azufre.

Repollo, pepino y membrillo.

Esta combinación de jugos se caracteriza por contener cloro y azufre orgánico. Es un muy buen diurético. Es muy buena para las membranas del estómago y del el intestino. No debe tomarse en caso de colitis.

Pepino y ananá.

Suave estimulante digestivo natural y buen regulador glandular. Es ligeramente diurético y particularmente se lo indica en úlceras de estómago, cálculos renales, y perturbaciones de la vejiga urinaria.

Zanahoria, apio y hojas de nabo.

Rico en minerales, especialmente calcio. Se lo indica en casos de anemia, acidosis, hipertensión, falta de apetito, trastornos de vejiga, insuficiencia hepática.

Zanahoria, ajo, escarola y perejil.

Es una combinación rica en sales minerales y principios etéreos. Excelente en casos de asma, dolencias de la piel, pobreza de la sangre, irritación de vesícula, dolencias urinarias, úlceras de estómago e inflamaciones del oído medio.

Zanahoria, apio, lechuga y perejil.

Combinación rica en sales orgánicas y minerales, especialmente potasio, y vitaminas. Ideal tanto para jóvenes como para personas mayores. La lechuga le confiere efecto calmante de los nervios y favorecedor de un sueño tranquilo y reparador.

Zanahoria, diente de león y lechuga.

Alto contenido en magnesio y es bueno en casos de falta de apetito, enfriamientos, reumatismo, artritis y trastornos de riñones, vejiga o hígado. Buen tónico nervioso, suave diurético y purificador de la sangre.

 

Fuentes consultadas:

“Frutoterapia”.Albert Morales. Ed. EDAF
“Virtudes curativas de los jugos y frutas”. Ed. Sintes
“Aliméntate y cúrate con los vegetales”. Ed. Sintes.

*Nota: Antes de realizar una cura con alguno de los alimentos antes mencionados,
se debe consultar con un médico, nutricionista o especialista en salud, es quien guiará la implementación adecuada de la misma.

 

Extraído de:
http://www.asesorianutricional.com.ar/medicina-naturista.htm

Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola
www.unmundodebrotes.com

 

 

Enlace permanente:

2 respuestas a Zumos de Frutas y Vegetales

  1. Fernando dijo:

    Hola Gloria, quería preguntarte, hasta donde sé, las frutas siempre se comen con el estómago vacío y si se mezclan con otro alimento, fermentan y producen toxemia. Qué sucede en el caso de los jugos de frutas y verduras juntas? existe algún problema al mezclarlos? Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>