10
dic
2012

Sopa marina,
el antioxidante orgánico, biodisponible y
alcalino por excelencia

Los HECHOS y el SENTIDO COMÚN por encima de los paradigmas, mitos y dogmas científicos

 

Por Ángel Grácia
www.dolphindiet.com
angel@dolphindiet.com

 

La salud tiene como base la homeostasis, es decir, el equilibrio. Equilibrio que se controla automáticamente en el Sistema de Regulación de Base de Pischinger, SRBP, a través de la temperatura y el pH o balance acidez/alcalinidad.

El Premio Nobel Otto Warbürg -por 2 veces1931, 44- padre de la respiración celular, dijo: “Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no puede haber enfermedad ni cáncer”. Y como premio a su descubrimiento el status sanitario condenó a Warbürg al olvido.

Otro Premio Nobel -por 2 veces 1952, 64-, Linus Pauling, padre de la nutrición celular, sentenció: “Las moléculas adecuadas, en la concentración adecuada, en el lugar adecuado son el pilar fundamental de la salud”. Pauling creó la Medicina Ortomolecular y la Psiquiatría Ortomolecular. Propuso la megadosis de vitamina C e inventó un plasma sanguíneo artificial del que había sido precursor René Quinton aunque en la forma natural y orgánica del agua de mar. Pauling fue declarado traidor a su patria, USA, y le quitaron el pasaporte como si hubiese sido un hampón cualquiera.

René Quinton, 1904 (El Agua de Mar Medio Interno), precursor de Warbürg y Pauling, dijo: “La célula es la expresión concreta de la idea abstracta de la vida. Y añadió: Para que célula cumpla con las altas funciones que le han sido encomendadas con el máximo de la actividad y vitalidad de las que es capaz, precisa de una nutrición orgánica, biodisponible y alcalina que le proporciona el agua de mar, además de un alto consumo de oxígeno, VO2 (ml.O2 x 1Kg. x 1m.)”. Todo lo cual se sustenta en sus 4 Leyes de la Constancia: Marina, Osmótico-Alcalina, Térmica y Lumínica. También fue sentenciado al olvido. Quinton en un nivel científico superior al de los padres de la Fisiología como Claude Bernard, Alexis Carrell, Walter Cannon y Alfred Pischinger, comprobó que el 70% del volumen corporal de todos los vertebrados, incluidos los humanos, es agua de mar isotónica (los fisiólogos no se habían percatado del detalle). Basado en sus descubrimientos científicos, Quinton dijo: “el plasma marino es sustituto del plasma sanguíneo”, fenómeno natural que es común a las aguas de todos los océanos y mares, ya que el agua de mar es panatómica, hecho que Quinton comprobó en animales y humanos. Nosotros también hemos reconfirmado los descubrimientos de Quinton en diferentes especies de animales de acuerdo a los más estrictos protocolos de ética de la Comunidad Europea, proporcionados por la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, España. En humanos tenemos las mismas comprobaciones que, por supuesto, no termina de aceptar la mayoría de los “rectores” de la medicina.

Buena ocasión para hacer un paréntesis y señalar que la medicina no es una ciencia. La medicina es un arte. Un arte como el que practican un pintor, un bailarín, un pianista, un actor, o un equilibrista. Y el éxito del “acto médico” dependerá de la inspiración que tenga el “artista-médico” a la hora de interpretar su arte que, inexorablemente, cuando receta -independientemente del éxito en su diagnóstico- es catastrófico, porque todas las medicinas tienen de-fectos secundarios tóxicos. No se salva ni la aspirina (Vioxx). De otra parte, lean:

“Para que exista la vida es imprescindible que haya transferencia eléctrica, motivo por el cual la célula es una batería -mitocondria-”, complementó Maynard Murray, médico americano que de manera muy sui géneris utilizó científicamente el agua de mar en la agricultura y la ganadería en la Florida. Maynard igual que René, Otto y Linus sufrió los embates de las sectas médico-farmacéuticas y fue, para variar, condenado al olvido. Nosotros hemos comprobado, como Murray lo hizo en USA, que el agua de mar en la agricultura y la ganadería multiplica por 10 los beneficios de la producción ecológica, tan de moda, sin usar plaguicidas, fertilizantes, parasiticidas, hormonas o antibióticos, ya sean orgánicos o químicos. Simplemente con el agua de mar.

La Sopa Marina de los océanos dio origen a la primera célula y con ella a la vida en el precámbrico, hace, dicen, 3.800 millones de años. La sopa está constituida por: ácidos nucleicos, ADN, aminoácidos esenciales, proteínas, grasas, vitaminas, minerales (118 elementos de la Tabla Periódica completa), fitoplancton, zooplancton -krill-, huevos y larvas de peces, cadenas de carbono y material particulado; además de la información de los orígenes de la vida. La sopa marina tiene un pH 8.4 que actualmente se está acidificando hasta 8.2, por culpa, dicen, del calentamiento global. Tema que ameritaría otra discusión, porque la masa vegetal de la Tierra, comparada con la capacidad de absorción del CO2 atmosférico por el agua de los océanos, da mucha tela para cortar.

Salud/Enfermedad:

Todas las enfermedades son ácidas. No hay nada más ácido que un cadáver. Los gérmenes no son la causa de las enfermedades, son la consecuencia de la rotura del equlibrio homeostático y osmótico en el territorio (Claude Bernard y Louis Pasteur), es decir, el que llamamos cuerpo. La inflamación es el denominador común de todas las enfermedades.

De mi libro “LA DIETA DELFIN”, copio lo que sigue para soportar por qué la sopa marina es el antioxidante por excelencia basada en los 3-ejes-R que la soportan: 1) recarga hidroelectrolítica; 2) reequlibrio de la función enzimática; 3) regeneración celular. No hay terapia, tradicional o naturista, que no persiga estos objetivos. Del libro transcribo:

Alcalinidad/Acidez (pH) y temperatura (tº) claves de la salud

<< El principio fundamental de la salud, que es la homeostasis, la mayoría de los sanitaristas lo tienen relegado para perjuicio y desgracia de la Salud Pública. Homeostasis quiere decir equilibrio celular. Equilibrio que depende de la constancia de la temperatura y la alcalinidad en el medio interno, la sangre y las células de todos los tejidos corporales.

Muy bien conocido es que si una persona llega a ser víctima de una insolación, se puede morir, porque sus músculos, o sea, su carne se “asa-cuaja-fríe”, como queda cuajada y frita la clara de un huevo que se ponga sobre el asfalto de la calle en un día de verano, a las dos de la tarde, cuando la temperatura sobrepasa los 42ºC. De la misma manera que se cuajan las proteínas de la clara del huevo, lo hacen las proteínas de nuestros músculos o del cerebro; si son las del corazón, el infarto está garantizado; y si son las del cerebro el ictus no falla. Todos sabemos que si la temperatura de un humano baja a 35ºC, o menos, se puede morir de hipotermia, caso de los náufragos, especialmente, en los meses más fríos del año. La temperatura se debe mantener controlada y equilibrada alrededor de los 36,5º ya que, en caso contrario, se desequilibra la tº y aparece la enfermedad en forma de hipotermia (náufragos y alpinistas). Y para evitar la enfermedad sudamos si la temperatura aumenta, lo que enfría el cuerpo; o temblamos para producir calor y subir la temperatura corporal. En el mes de diciembre del año 2004, en Fuerteventura, fui víctima de hipotermia durante la experiencia que hice como náufrago voluntario por 4 días nutriéndome e hidratándome exclusivamente con un litro de agua de mar diario. Prefiero la insolación a la hipotermia. Posteriormente hay más comentarios sobre los usos del agua de mar en los naufragios.

Pero, lo que no se difunde, y casi no se sabe, es que el pH -acidez/alcalinidad- del organismo se debe mantener equilibrado con un medio interno alcalino de un pH entre 7,37 y 7,47. -pH 7.365 para fisiólogos exigentes-. Es bueno recordar, ya que los médicos lo han olvidado, que un pH por debajo de 7.37 -tendencia a la acidez- significa un aumento de los radicales libres, es decir, los hidrogeniones (H+) que si no se inactivan con los antioxidantes u oxhidrilos (OH-), esos radicales libres serán la causa de la acidez orgánica y, como consecuencia, se desencadenarán las enfermedades acompañadas de inflamación y dolor. La simple ingesta de agua dulce, que es alcalina, puede ser suficiente para aliviar una enfermedad. Un enfermo es una persona deshidratada. Cuando el agua se restaura en un organismo los H+ (hidrogeniones ácidos, o radicales libres) son inactivados o neutralizados y, una vez “barridos”, arrastrados hasta los pulmones, el sudor, las heces, o la orina para ser expulsados como las excreciones indeseables que son. Motivo por el cual, el lema de “Usted no está enfermo, usted está sediento”, es de gran sabiduría. Y eso es para el agua dulce, que alcanza, solamente, un pH alcalino moderado.

¿Qué efectos alcalinos produce el agua de mar, la madre marina de todas las aguas, la más pura, de pH 8,4 y portadora de la totalidad de los minerales existentes en la Naturaleza en su forma biodisponible y orgánica?. El agua de mar produce efectos antioxidantes o anti-acidez, debido a la alcalinidad que le proporcionan los minerales. Motivo por el cual, el corazón de este libro se encuentra en el agua de mar>>. Hasta aquí hemos transcrito unas líneas del libro LA DIENTA DELFIN.

La presencia de los minerales en la forma orgánica, biodispononible y alcalina de una nutrición -otra cosa muy distinta es la alimentación- es imprescindible para tener un Sistema Inmunológico óptimo -glóbulos blancos y anticuerpos (cobre, manganeso, selenio, cinc)-; o, para que las “huellas dactilares” del ADN dispongan del cinc (Zn) imprescindible, en un ambiente alcalino proporcionado por el calcio (Ca), para que no haya mutaciones indeseables. Sin olvidar que todos los virus son de ADN, o de ARN y que las mutaciones, dicen algunos, convierten a los seres vivientes en auténticas “fábricas de virus”. Polémica que no es del caso. Lo que es del caso es que el agua de mar es el único nutriente de la Naturaleza que tiene todos los factores imprescindibles, repito, en la forma orgánica, biodisponible y alcalina, imprescindibles para alcanzar y mantener una óptima salud.

Los radicales libres se producen durante el fenómeno de la oxidación celular, pero automática y fisiológicamente son contrarrestados o inactivados, por la reducción que actúa como antioxidante. Este fenómeno fisiológico, conocido como REDOX u oxido-reducción, es constante en los cien trillones de células de un organismo. Y es normal. El organismo en el proceso metabólico oxida a la célula generando radicales libres (H+) y la pérdida de electrones y energía (proceso oxidativo) que, automáticamente son neutralizados en las células por el fenómeno de la reducción que permite la recuperación de los electrones y la energía (proceso reductivo) y la alcalinidad consiguiente.

Pero, cuando se interrumpe el proceso normal de la oxido-reducción, el organismo se acidifica y esto es lo que los sanitaristas y naturistas consideran como un organismo intoxicado. Es decir, con predominio de los radicales libres o hidrogeniones (H+) sobre los antioxidantes u oxhidrilos (OH-). Intoxicación es igual a acidificación. Existen co-factores que facilitan los efectos antioxidantes, tales como todos los componentes de la sopa marina tan efectivos como poco conocidos por los sanitaristas, seguramente porque son GRATIS. En el mundo de la medicina, sea tradicional o naturista, todos estamos vendiendo “algo”. Y cuando se propone “algo gratis”, “es que no debe servir”, porque lo que yo no sé no existe, y menos si afecta a mi bolsillo.

La acidez, la intoxicación por el aumento de los radicales libres, y la inflamación y el dolor consiguientes, vienen marcados por el alto número de las partículas de hidrógeno (H+). El término pH quiere decir, o es igual, a partículas de Hidrógeno. A más partículas de Hidrógeno, más acidez en el medio interno, en las células y en la sangre, es decir, más intoxicación y envenenamiento en todo el organismo.

La alcalinidad o la salud, viene marcada por el aumento de oxhidrilos (OH-), capaces de combinarse con los hidrogeniones (H+) para producir agua (H2O). Agua que, ratificamos, es capaz de neutralizar e inhibir la acidez tóxica de los radicales libres.

Es oportuno recordar que la Biología es la ciencia del agua; y que la madre de todas las aguas es el agua de mar. Agua de mar que es lo mismo que la sopa marina. Por lo tanto, si el agua dulce es un gran exponente de los antioxidantes, ¿qué poder alcalino y antioxidante no tendrá el agua de mar con sus 118 minerales orgánicos y biodisponibles? El poder antioxidante del agua de mar es infinito. Como infinito es el olvido del 99% de los científicos a la hora de negar que 70% del volumen corporal de un humano es agua de mar isotónica ¿Olvido o ignorancia?.

Según Jed Fuhrman la mayor biomasa del planeta son los virus y las bacterias. Sin los microbios sería imposible la vida, tanto animal como vegetal. Estamos “plagados” de microbios a los que les hemos declarado una guerra que está perdida, como la de Irak. Un par de ejemplos prácticos sobre el pH y el binomio acidez/alcalinidad los resumo de la siguiente manera: a los músculos ácidos de un organismo con un medio interno también ácido -pH inferior a 7.37-, las bacterias lo enferman y luego lo pudren y desintegran, caso de los cadáveres. Los músculos alcalinos y el medio interno alcalino, en los casos del jamón y el bacalao, conservan prolongadamente su carne sin pudrirla, porque inactiva los microbios. Todo debido a un fenómeno físico la: ósmosis. (Comprobado en mis libros en el caso de la Bahía de Biscayne, Miami).

A quien dude de que el agua de mar es el SUPERANTIOXIDANTE -por algo los peces y los mamíferos marinos en alta mar no se enferman ni padecen de cáncer- le recomiendo que consulte alguna bibliografía que adjunto, pero sobre todo le pido, por favor, que:

1.- NO ME CREAS
2.- INFORMATE
3 – INVESTIGA

 

Extraído de:
http://patrimonionatural.blogspot.es/1229744280/

Sobre el Dr. Ángel Gracia

Nació en Luceni, 1931, Zaragoza.
Doctor en Veterinaria por la Universidad Complutense de Madrid.
Doctor en Medicina Veterinaria por la Universidad Central de Caracas, Venezuela.
Certificado como Philosophy Doctor in Veterinary Sciences (Ph.D.).
Miembro certificado de la American Association of Nutricional Consultants (CNC).
Licenciado en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza.
Miembro de la Sociedad Europea de Medicina Naturista Clásica.
Miembro de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE).
Premio Nacional de Divulgación Científica en Venezuela.
Presidente del Comité Científico de  Seawater Foundation, EEUU.

Publicado por:
Gloria de los Ángeles Espíndola
www.unmundodebrotes.com

Enlace permanente:

11 respuestas a Agua de mar: Beneficios para la salud

  1. Carlos Isaac Rodriguez Diaz dijo:

    Apreciados amigos.
    todo lo que he visto en esta pagina un mundo de brotes me parece tan bueno pero tan bueno que siempre cuando me llega a mi correo es lo primero que veo.
    gracias amigos sinceros por ese buenísimo aporte para nuestro hermano el hombre.
    saludos y que nuestro creador los siga iluminando y protegiendo.
    Su amigo Carlos Isaac

  2. Beatriz Noemí González dijo:

    Hola “Lindísima Gente”–Gracias por Tan Preciados Conocimientos Obsequiados tan generosamente!!!–Leer Vuestra Noticias es Lo Mejor que Me ha estado Sucediendo ultimamente!!–
    Deseo hacerles una pregunta: en Relación al Tema “Sopa Marina”— para incorporar éste hábito de Alimentación(Agua de Mar)-cuál es el Agua que se debe Utilizar–y si es de Mar-propiamente-,–y para Nosotros en Argentina- de dónde hay que extraerla ya que toda nuestra costa Atlántica está tan infectada. . . será posible para nosotros los Argentinos aplicar éste —–Desde Ya Muchísimas Gracias– Betty

    • ¡Hola, Betty!
      ¡Gracias por tu comentario!
      No tengo mucho conocimiento sobre este tema. Me estoy informando, al respecto. Y, como me parece sumamente interesante, lo comparto con mis lectores. En breve, sale otro artículo con video, también. Hay que seguir leyendo. Si yo viviera al lado del mar, bebería todos los días.
      ¡Lo mejor, para vos! Yo, por lo pronto, estoy tomando el agua con sal andina líquida.
      ¡Abrazos!
      Gloria

      • Beatriz Noemí González dijo:

        Gloria “Gracias por Tu Respuesta”–te Agradezco Muchísimo continúes informándonos sobre La Sopa Marina–y además . . .qué es esto de la sal Andina líquida. . (un sustituto de lo otro. . )
        Gracias por tu Amable Atención y Dedicación!
        betty

      • ¡Hola, Beatriz!
        La sal de roca andina que comercializa PRAMA es una sal natural que se prepara con agua. Tiene los 84 ó más minerales que contiene el agua de mar. Para conseguirla entra a http://www.prama.com.ar Allí verás, en CORRESPONSALES, quiénes la comercializan donde vives o cerca de tu lugar de residencia.
        ¡Abrazos!
        Gloria

  3. Victor Manuel Medrano dijo:

    Una leida Rapida me ha bastado para quedar impresionado por la Cercanía de Información y Elementos para Disfrutar de Salud, y al mismo Tiempo Tan lejos de la Información que ningun medico pone a disposición. Muchas Gracias Gloria por este Aporte Tan Importante, que como Asesor en Nutricion, pondre a disposicion, para mejorar las condiciones de Calidad de Vida de las personas. Y desde luego, si me permites, hare un comentario a tu articulo desde mi blog. Nuevamente Muchas Gracias.

    • ¡Hola, Víctor!
      ¡Gracias por visitar mi blog y por dejarme tu comentario! Me alegro mucho que consideres valiosa la infomación. Todo lo que quieras compartir, puedes hacerlo sin problemas. Tenemos que difundir estos temas.
      ¡Abrazo enorme!
      Gloria

  4. oscar cirani dijo:

    muy ilustrativo….y como siempre,nuestro mayor proveedor para beneficio de la maravillosa maquinaria humana….NUESTRA MADRE NATURALEZA!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>